NEURALGIA POSTHERPÉTICA EN ADULTOS MAYORES. CINCO AÑOS DE CONTROL

  • Miriam Rozenek y colab.

Resumen

Introducción. El herpes zóster (HZ) es el resultado de la reactivación del virus de la varicela zóster (VVZ). Es más frecuente en pacientes con edad avanzada o con alteraciones inmunológicas. El curso clínico del HZ en pacientes jóvenes es benigno y sin complicaciones; no así en adultos mayores de 60 años. La principal
complicación del HZ es la neuralgia postherpética (NPH), que es el dolor que aparece en el dermatoma afectado después de la resolución de las lesiones cutáneas. Asociadas al dolor se presentan alteraciones sensitivas dentro del dermatoma, como parestesias, disestesias, anestesia y prurito (1-5). Según distintos autores, la incidencia de HZ varía del 4,1 al 6,2% (6), es mayor en las mujeres y aumenta con la edad (7). A los 20 años se calcula del 0,4 al 1,6%, mientras que a los 80 años, del 4,5 al 11% (8,9). Objetivos: Conocer la incidencia de la neuralgia postherpética (NPH) en adultos mayores (AM), sus características clínicas y epidemiológicas; describir el desarrollo de los casos de NPH durante el período de seguimiento, y determinar los factores de riesgo para el desarrollo de NPH en esta población. Materiales y métodos:
Estudio de cohorte retrospectiva, observacional. Se incluyeron pacientes del plan de salud (PS) del Hospital Italiano de Buenos Aires mayores de 65 años que consultaron por HZ entre junio de 2013 y mayo de 2018. Los datos fueron recabados de la historia clínica electrónica. Para calcular la prevalencia de NPH se tomaron como denominador pacientes con HZ y nuevos casos de NPH como numerador. Resultados: Durante los cinco años de control, 1650 pacientes presentaron HZ; 248 se complicaron con NPH (15,03%; intervalo de confianza [IC] del 95%: 13,34 a 16,85); 182 eran mujeres (73,39%). La media de edad fue de 78,01 años. La localización más frecuente fue intercostal, en el 53,63%; oftálmica, en el 12,5%, y cabeza y cuello, en el 12,1%; abdominal y lumbar, en el 10,88% cada uno. El 79,42% de los pacientes presentaron dolor como síntoma inicial, con o sin vesículas. El diagnóstico se realizó entre el día 1 y 3 del inicio de los síntomas en el 77,4% en el primer año, y en el 100% de los casos entre el segundo y el cuarto año; en el quinto año, en cambio, el diagnóstico se realizó entre el día 4 y el día 14 en el 24,48% de los pacientes. El 54,03% de los pacientes no tenían comorbilidades. Las comorbilidades más frecuentes fueron diabetes y enfermedad oncológica activa, 46 y 44 pacientes, respectivamente; depresión, cardiopatía y tabaquismo y/o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (34, 33 y 28 pacientes cada uno). A 239 pacientes se les indicó tratamiento con aciclovir. En 189 pacientes (76,21%) el tratamiento fue adecuado en tiempo y dosis. Los analgésicos más usados fueron los antiinflamatorios no esteroides (AINE), tanto en la primera consulta como en las siguientes. El uso de corticoides disminuyó en los años sucesivos de análisis. El episodio de NPH duró de dos a seis meses en el 71,37% de los casos; hasta 12 meses en el 14,91%, y hasta 18 meses en el 12,09%. El 1,61% de los casos duró más de dos años. El 63,3% de los pacientes consultaron hasta diez veces; hasta 20 el 25,4%, y hasta 40 el 2,01%. El 5,24% de los pacientes requirieron internación. Conclusiones: La prevalencia de NPH aumentó con la edad. Más del 79% de los pacientes tuvieron dolor en la primera consulta. En el 22,6% de los pacientes el diagnóstico se realizó después de los cuatro días del inicio de los síntomas. Las comorbilidades más frecuentes fueron diabetes, enfermedad oncológica activa, depresión, cardiopatía, tabaquismo y/o EPOC. El tratamiento con aciclovir fue adecuado
sólo en el 76,2%, contra el 83,4% de los que no tuvieron NPH. 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2020-05-07